Quality Control Blog

Gestión de la calidad

4 métodos para verificar la cantidad de productos terminados antes del embarque

AQF_4 methods to check finished goods quantity before shipment

La escasez de cantidad es uno de los problemas más frecuentes que afectan a las cadenas de suministro minoristas. Cuando hay un déficit, los productos no se pueden distribuir a los diferentes revendedores en los volúmenes esperados. Los consumidores finales pueden sentirse frustrados y los costes del producto pueden aumentar. ¿Cómo puede controlar la cantidad total enviada de manera más efectiva? ¿Cómo puede ayudarle su socio de calidad en Asia?

¿Cuáles son los métodos para verificar la cantidad de productos terminados?

Una inspección revisa varios aspectos importantes de un producto: la mano de obra, las especificaciones, la cantidad, la funcionalidad y la seguridad. Por desgracia, los presupuestos limitados no siempre permiten el examen de todos estos factores al detalle, ya que requeriría un tiempo considerable y aumentarían los costes de inspección. Por lo tanto, el tiempo es limitado y los inspectores utilizan los métodos de control más eficientes posibles con los recursos disponibles.

How do we check the finished goods quantity today?

Generalmente,
un inspector de calidad cuenta todas las unidades presentes en 3 cajas y luego determina la cantidad de cajas que hay en el lote sin retirarlas del área de almacenamiento. La simple multiplicación determina el número total de unidades del envío. Este método proporciona un buen equilibrio entre la precisión y la carga de trabajo en la mayoría de las situaciones, pero hay mejores formas de proceder, dependiendo de las circunstancias.

Contar cada pieza, una por una

Este proceso puede requerir que el inspector de calidad, con la ayuda de los trabajadores de la fábrica, abra y examine cada caja.

Tras el conteo, el personal debe volver a embalar y sellar las cajas de cartón, y luego reorganizarlas en el almacén. Existen métodos de recuento más rápidos, como el uso de cintas transportadoras para contar las mercancías antes de embalar en cajas maestras. Sin embargo, esto implica la verificación de cantidades durante la producción y antes del empaquetado. Con cualquier otro método utilizado se trataría de aproximaciones en lugar de números exactos. Por contra, esta técnica necesita un espacio considerable que la mayoría de los almacenes no pueden ofrecer. También requiere una cantidad sustancial de tiempo y recursos humanos, es decir, los trabajadores de la fábrica más el personal de control de calidad para supervisar que el trabajo se realiza correctamente.

Unidades y peso de la caja

Un segundo método alternativo para verificar la cantidad de productos terminados consiste en verificar el número de unidades que hay en una caja de cartón y luego determinar el peso total de la caja con ese contenido.

Los inspectores pueden verificar si el peso del resto de las cajas es el mismo. Este proceso también lleva un tiempo considerable, pero mucho menor que comprobar el contenido de cada caja individualmente. La dificultad de este método es que los almacenes suelen estar muy llenos y el espacio entre cada lote es escaso. El inspector de calidad debe encontrar el espacio suficiente para mover las cajas de su lugar de almacenamiento y poder pesarlas una a una. Para hacerlo de manera efectiva, necesitará la colaboración de varios trabajadores de la fábrica durante algunas horas. La premisa en la que se basa este método es que todas las cajas y productos pesan lo mismo, sin excepción, y, por lo tanto, se trata de una aproximación.

Veamos un ejemplo para entender mejor este sistema: usted decide importar 50000 bolsas que serán fabricadas por uno de sus proveedores en China. En total, hay 2500 cajas de exportación que contienen 20 bolsas cada una. Durante la inspección, el inspector de calidad abrirá una caja, contará el número de piezas que hay dentro y verificará que sean 20 unidades. Luego, volverá a colocar las 20 bolsas en la caja de exportación y comprobará su peso bruto. En este caso, el peso bruto es de 8 kg. Tomará este valor como referencia para verificar el peso bruto de las 2499 cajas de exportación restantes.

Determinar el volumen interno de cada caja

Un tercer enfoque es medir el tamaño y espesor de una caja para determinar el volumen interno. Si conoce el volumen de embalaje unitario, puede estimar cuántas unidades debe haber dentro de una caja y multiplicarlo por la cantidad de paquetes para obtener el total.

Con este método, debe tener en cuenta la pérdida de espacio. Por ejemplo, una caja no siempre se llena al 100 % con las unidades, sino que también contiene aire. Las cajas de cartón pueden tener abolladuras, por lo que pueden caber menos piezas dentro. Dependiendo del producto, la cantidad de piezas también puede variar en cada caja. Este método es más adecuado para los productos que llevan caja, ya que garantizan un volumen constante cuando el proceso de empaquetado es el mismo. Para artículos como peluches o cojines empaquetados en bolsas de polietileno es más difícil garantizar que la fábrica pueda empaquetar los artículos de la misma manera en cada caja de cartón.

Veamos un ejemplo para entender mejor este método: usted va a importar 500 joyeros de madera de su fabricante chino. El inspector de calidad medirá el volumen de sus productos empaquetados para determinar el volumen total. En este caso, cada joyero está empaquetado en una caja de regalo que mide 31x21x13 cm, por lo tanto, el volumen del producto es de 0.0085 m3. El inspector de calidad medirá entonces el interior de una caja de exportación para determinar su volumen interno. Tras retirar todos los artículos, la medida es 43x25x35 cm. En consecuencia, el volumen interno de cada caja de exportación es de 0.0376 m3. Al dividir el volumen del producto entre el volumen interno de la caja de exportación, el inspector de calidad concluye que solo se pueden empaquetar 4 piezas por caja de exportación (0.0376 / 0.0085 = 4.42). Después de eso, el inspector de calidad contará el número de cajas preparadas. En este caso, contó 100 cajas y puede entonces concluir que el número total de piezas terminadas y empaquetadas debe ser: 100 x 4 = 400 piezas. Esto significa que hay una escasez de cantidad, no todos los productos están listos para su envío, ya que faltan 100 joyeros.

Cambiar a un método más fiable y complejo para verificar la cantidad de productos terminados aumenta la posibilidad de recibir el 100 % de su pedido. Sin embargo, la carga de trabajo y sus costes también aumentan y debe asegurarse de que el control se realice en el momento correcto para obtener el mejor resultado. La inspección previa al embarque se considera, por lo general, la mejor solución de control de calidad para verificar las cantidades, la seguridad y la conformidad con sus requisitos, pero ¿quién sabe lo que sucede después de la inspección? Debido a la falta de tiempo el día de la inspección, las empresas de control de calidad externas generalmente no supervisan el reempaquetado de los productos inspeccionados. Por lo tanto, debe confiar en la buena voluntad del proveedor y sus trabajadores para que vuelvan a empaquetar todos los artículos tras sustituir o reelaborar los productos defectuosos.

Entonces, ¿cómo se puede garantizar la cantidad total en cada caja y que todas esas cajas serán cargadas en el contenedor?

Como ya mencionamos, el procedimiento de verificación de cantidad se puede ajustar para verificar la cantidad total del envío con más o menos aproximación. Sin embargo, el momento en el que se realiza esta verificación es tan importante como la propia verificación. Lo ideal sería realizarla en el “último momento” para permitir un mejor control y supervisión del envío.

Le recomendamos que envíe a su compañía de inspección de terceros para que supervise la carga del contenedor y eliminar cualquier duda.

Obtenga más información sobre la Supervisión de carga de contenedores.

1+
Keywords:

Habib Rkha

Habib is responsible for making sure AQF’s clients are well looked after in China. Before AQF, he held various positions responsible for Quality in the automotive industry in China and Europe. Born and raised in Morocco, Habib lived in France for 10 years and speaks French, English, Arabic and Chinese. He has a master’s degree in Mechanical Engineering and Industrial Quality from the University of Compiegne (France).

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados